lunes, 18 de julio de 2011

~Capitulo 11~

Por la tarde quedamos con Laura cerca de la playa. Cuando la vi acercarse me quede paralizada, era ella.. Estaba segura. Aunque parecía haber engordado.
- ¡¡Eva!! - La abrace con fuerza y ella me miro extrañada.
- Yo soy Laura. Mi hermana Eva murió. - No parecía afectarle en absoluto. - Pero la vida sigue.
- Pero... Ella no me dijo que tuviese una hermana.
- Porque no sabe que existo.. - Ahora su imagen era desolada. - Intento olvidarlo, porque no la conocí. Pero a mi me dieron en adopción nada más nacer. Ojala la hubiese conocido..
La abrace,
- Era perfecta... A pesar de estar enferma.
Caminamos por la playa sin hablar. David miraba constantemente a Laura. Tenía que ayudarlos...
Se me ocurrió algo precipitado.
- Bueno yo me voy que tengo cosas que hacer, quedaron vosotros un rato. - Le guiñe el ojo a David y me fui sin dar tiempo a una respuesta.
Cuando llego a casa sus padre preguntaron que había estado haciendo, ella les contó que había estado con Laura y David, para tranquilizarlos.
 Me metí en mi habitación, cogí el reproductor y recordé para que fui a casa de David, para ver a Dani..
Cogí el móvil y nada, sin señal ¿que estaría haciendo...? En su casa no esta, el móvil no da señal... Eso asusta.. Me tumbe en la cama ha escuchar la canción que me metió en el Mp4, ya casi me había dormido cuando sonó el móvil.
- ¿Quién? - Tuve la esperanza de que podía ser Dani
- ¿Estas sola? - Esa voz... era la misma de antes.
- Si... - Conteste nerviosa.. No se porque lo hice.
- Tus padre se marcharon..... - Al otro lado parecía haber música muy alta.
- Si..... - Debería haber dicho que no....
- Quedate tumbada en tu cama ¿Ok? - Ahora parecía amenazante y a la vez tranquilizadora
- O...Okk... - Me oculte bajo las sabanas, mis padres se iban a cenar con unos amigos, me dejaron sola... Claro después de verme cenar. Oí como se abría la puerta..

lunes, 11 de julio de 2011

~Capitulo 10~

Llegamos a casa de David. No había entrado nunca y me sentía incomoda. Subimos unas escaleras en forma de caracol, caminamos por un pasillo y llegamos a una puerta llena de carteles de "prohibido entrar" a otra persona asustaría la entrada, pero a mi no.
- Alexx, voy a preparar algo. Espérame dentro ¿vale? - Asentí y abrí la puerta. La habitación era algo siniestra. Pero me gustaba. Era acogedora. Tenia que ayudar a David a que Laura saliera con él. Después de todo lo que había hecho por mi...
Me sobresalte al oír mi móvil sonar.
- ¿Si? - Nada, solo una respiración. - ¿Quien?
- Te vigilo. - David abrió la puerta y enseguida se percato de la situación. Cogió el teléfono.
- ¡ Déjala en paz ¿escuchaste?! - Colgó y me abrazo susurrándome. - Tranquila, no te hará nada.
- ¿Quien... que.... quien era..? - Me temblaba la voz. Y una lagrima se deslizo por mi mejilla, escondí me cara en el el pecho de David. Estaba asustada.
- No hagas caso, no quieras saber quien es, olvida esto. ¿vale? Por favor, aléjate, no escuches, no podrán hacerte daño. ¡A ti no! - Quizás David estaba más aterrado que yo. - Siempre seras como mi hermana, te protegeré.
Hablar era una misión imposible. Me limite a besarle en la mejilla. Cuando me tranquilice nos sentamos en la cama a desayunar.
- ¿Pero..?
- Chiss. - Me corto David. - La ignorancia es la clave. Yo me ocupare de defenderte. - Sonreí intentando suavizar aquella expresión de horror que habitaba en el rostro de David. Él también sonrió, aquel gesto me hizo estar feliz otra vez.

domingo, 10 de julio de 2011

~Capitulo 9~

- ¿David.. ? - Estaba tan cambiado, parecía realmente triste.
- Perdóname, fui un idiota.. - Bajo la mirada.
- No pasa nada.. Todos cometemos errores. - Le sonreí. No soportaba ver a la gente triste.
- Es que odio que mi hermano sea como es. - Cogió mi mano y me hizo seguirlo, no hablamos hasta llegar a una pequeña casita de madera.
- Un pequeño paraíso para evadirme, -dijo con una leve sonrisa- me encantan venir a componer, y esas cosas. -
En guitarra posada un pequeño sofá de dos plazas. - Me lo construyo mi padre antes de morir en una guerra. Le suplique que no se alistara. - Su rostro ya no mantenía esa leve sonrisa que inspiraba confianza. Se acerco a su guitarra y la apoyo en el suelo. Ofreciéndome después un sitio a su lado en el sofá.
- ¿Compones con la guitarra? - Le sonreí mientras me sentaba a su lado.
- Si, le prometí a mi padre que seguiría tocando, antes componíamos juntos. - Cogió la guitarra y comenzó a tocar una linda melodía. Era suave, te transmitía tristeza. - ¿Te gusta? - asentí rápidamente, se me olvido completamente mi antiguo propósito. - Por cierto. ¿Hoy fue cuando volviste de Galicia? ¿Te quedaras aquí? - Su rostro parecía suplicarme que me quedara.
- No se si lo sabes, pero fui allí .. por mi problema.. por la anorexia.. pero ya me quedo aquí.
- Estas muy guapa. - Me sonrió amigablemente.
- Muchas gracias. - Me miro de forma extraña, su cálida mirada me inspiraba confianza.
Se acerco a  mi y me paso el brazo por encima de mis hombros, me acomode abrazada a él, los dos necesitábamos apoyarnos en alguien que pueda entendernos. Estábamos en silencio, los dos sabían que tan solo así podrían superar los fantasmas del pasado. Abrí los ojos y por la pequeña ventana resplandecían los rayos del sol, pero seguía siendo un lugar oscuro. En la esquina más oscura había una sombra, "sera David" pensé, me levante y me asuste al ver que había dormido aquí, mis padres estarían histéricos.
-¡Ahhhh mis padres me matan! - No se porque lo grite pero al ver el rostro de David me sentí mas calmada.
- Tranquila, avise a tus padres. Les dije que te quedaste a dormir conmigo y dijeron que no pasaba nada, dijeron que necesitas salir de casa. - Me sonrió, otra vez esa sonrisa cálida. Me encantaba que fuese así.. En realidad David era como un niño necesitado de alguien que le recuerde que vivir vale la pena. Eva tenia razón, todos necesitamos ser queridos.
- Gracias. Pero..
Antes de poder decir algo David, leyéndome la mente me dijo.
- Hoy, domingo, te quedas conmigo, esta tarde iremos a la playa a pasear, y así te presento a Laura. - Se sonrojo a decir el nombre.
- ¿Te gusta Laura? - Mi sexto sentido salio a la luz.
- Un poco, pero no digas nada por favor.
- Soy una tumba. - Dije cruzando los brazos imitando ser una momia. Reímos y seguimos bromeando hasta que David se le ocurrió una idea no muy buena..
- Vamos a desayunar a mi casa. - No era por comer, si no por Dani, no quería verlo. Al ver mi rostro me sonrió. - Dani no esta. - Tranquilidad.
Calma. Alivio. Felicidad. ¿Que más podía pedir? Parecía otra persona.

sábado, 9 de julio de 2011

~Capitulo 8~

Una voz al otro lado.
- En estos momentos este teléfono esta apagado o fuera de cobertura.
La desilusión me hizo llorar otra vez. ¿Porque? Tengo que olvidarle, mi alma gemela es Andrés.. Él me ama.
No me haría daño.. Pero.. necesitaba ver a Dani.. Y no se si volveré a ver a Andrés.
Mi mente era un lió, no sabia por que.. pero necesitaba ir a ver a Dani.
Como iba vestida salí de mi habitación y grite.
- ¡Mamá me voy! Voy a Marta. - Marta es una chica bastante extraña, era mi mejor amiga hasta que nos distanciamos, ella prefería estar con otro tipo de personas. Pero siempre nos hemos querido.
Al salir me di cuenta que estaba anocheciendo, pero aun me daba tiempo a llegar a su casa.
Corría lo más rápido que podía, llegue al parque de detrás de su casa y vi a David. Había cambiado muchísimo.
Se había teñido el pelo de negro, tenia enormes ojeras y los ojos pintados de negro. Su ropa negra, para no variar, y un gran pentagrama invertido...
Parecía triste, estaba solo. Estaba más pálido de lo habitual. Al verme sonrió y vino hasta mi, a mi lado me abrazó y me dijo.
- Hola... Cuanto tiempo.. se te echaba de menos.

viernes, 8 de julio de 2011

~Capitulo 7~

Salimos del coche, yo seguía enojada. Mi madre, algo nerviosa, metió la llave en la cerradura con dificultad.
Cuando abrió la puerta corrí a mi cuarto.. Al llegar quede paralizada. No recordaba aquella antigua y alegre decoración. Los peluches perfectamente alineados en la pequeña estantería, a su lado mi colección de libros, las imágenes pegadas en la pared. No recordaba todo aquello, parecía un cuento de hadas. Las sabanas rosas de mi cama, las cortinas posadas en el escritorio, y esa leve pero tranquilizante luz anaranjada. La habitación de mis sueños, le decía a mi madre con esa sonrisa que me caracterizaba tanto. Me senté en la puerta y vi como mi corazón se paraba y volvía a funcionar mas rápido que normalmente. Cogí mi mp4 y mire la música, entonces vi una carpeta nueva: "Lo siento, Te quiero mi niña" ¿quien toco aquel pequeño reproductor de música? Examine las canciones que habían en aquella misteriosa carpeta.
En la misma caja en la que se encontraba el mp4 había una pequeña nota.
"Se que hice mal, te quiero... Esta canción me recuerda a ti. Siempre sonriente, a pesar de estar enferma. Siempre lo estuviste, ¿porque lo hiciste? No se como explicarte.. Esa niña, la del hospital, es mi prima. Lo siento.. Siempre te he querido. Perdóname. No te rindas, déjame ayudarte a superar tus complejos, eres perfecta, no puedes serlo todavía más.                                                                                                                                                                                          :                                                           Dani"
Al leer la nota me di cuenta.. Dani sabia la existencia de esa enfermedad desde el principio.. ¿me quiere? Me prometí no volver a llorar por él..

Desperté, tenia los auriculares puestos, me quede dormida en la puerta de mi habitación.. o eso creía.. Quería pensar que no me había desvanecido. Cogí el teléfono móvil y llame a Dani, tenia que volver a verle. ¡Lo necesitaba!

jueves, 7 de julio de 2011

~Capitulo 6~

Andrés parecía desolado. Yo no pude aguantar su muerte y esa misma tarde volví a casa, pero no sin hablar con él antes.
- Andrés.. Yo.. - No podía hablar, tenia miedo de hacerle daño.
- ¿Te vas? - Su voz indiferencia, pero sus ojos tristeza.
- Si.. - Baje la mirada, temía su reacción, como el me había dicho:
"Estamos juntos siempre"
Y ahora yo me iba, le dejaba solo... Pero era inevitable, yo estaba curada, y el instituto empezaría en un mes.
- Tranquila amor, en un mes te iré a buscar. - Una mezcla de miedo y alegría me inundo en ese momento. Tras eso me beso y se marcho de la habitación.
- Tendrás que preparar las maletas. Adiós amor. - Dijo antes de cerrar la puerta.


Ya en el coche con mis padres. No quería hablarles, me sentía enfadada todavía, aunque en el fondo me sentía feliz por haber conocido a Eva y a Andrés. Pero la muerte de Eva, me había superado.
- ¿Que tal Alexx? - Mi padre se sentía culpable.
- Bah. - No quería hablar, y quería que supieran que no aprobaba la clínica.
El resto del viaje lo pasamos en silencio. Nadie quería peleas, y todos sabíamos que a la mínima la habría.

miércoles, 6 de julio de 2011

~Capitulo 5~

Preparando maletas... era horrible, tendría que volver a casa, justo después de aquello.
Tendría que abandonar a Eva.. Era más difícil después de lo que paso hace dos días con Andrés.
~Hace Dos Días~
Tumbada en la cama me sonroje, pero no podía incorporarme, Andrés me atrapo y mantenía una linda sonrisa.
- Alexx....
- ¿Si?..
. Te.... Quiero... - Tras decirme eso me beso en la frente.
- Yo también..  - Sonreí y le bese en los labios.
~Dos Días Después~
Esa  noche... fue mi.. primera vez..
No se como paso pero paso..
Fui a hablar con la directora de la clínica y le dije que no me sentía segura,
tras una larga discusión lo conseguí, una semana más..
En el fin de semana, como en todos, Andrés vino a ver a Eva.
Antes de que llegara la vi escribiendo una carta.
- ¿Que escribes Eva?
- Una nota para despedirme de Andrés...
- ¿Como, se va o algo así?
- No, yo... no me.. No me queda mucho tiempo.
- ¡No digas eso! Tu y yo saldremos de aquí pronto, las dos juntas, ¡ Te lo prometo! Vendrás conmigo,
seremos felices en Valencia. - Hablaba rápido, los nervios se apoderaron de mi, ¿porque decía eso?
- No lo has entendido.. Yo no puedo salvarme... mi... mi .... bueno dejalo... - Unas lágrimas se deslizaron por sus delgadas mejillas.
En ese momento entro Andrés con su típica sonrisa.
-¡Hola peque! - Saludo desde la puerta. Eva salio corriendo lo abrazo y le beso en la mejilla y le entrego la nota, a mi me entrego otra. Era un papel negro, decorado con una rosa negra. La letra era roja.
                      Termine de leerlo y me eche a llorar. Eva se cayó al suelo y dejo de respirar.
- ¡¡¡Eva!!! - Gritamos Andrés y yo.

Seguidores

Datos personales

Mi foto
Ilusionada.. Intentando cumplir un sueño (L) shandy-dreams@hotmail.com